Elige bien tus toallas y albornoces

A todos nos gusta que cuando salimos de la ducha y cojamos nuestra toalla o albornoz habitual nos aporte una sensación de comodidad a veces indescriptible. Nos s encanta que tengan un tacto suave y esponjoso, que evite que el calor corporal se escape y encima que nos seque como nunca.

Muchas veces nos encontramos que vamos a nuestra tienda habitual y elegimos un albornoz o un juego de toallas que nos encanta, no obstante, a veces escatimamos mucho en el precio y cuando llegamos a casa, nos damos cuenta que no es lo que nos esperábamos.

Desde Terrakotta os contamos unos pequeños trucos que harán que cuando vayamos a la tienda no fallemos en nuestra elección.

Su composición. Un detalle importante

Es casi lo primero a tener en cuenta cuando queremos comprar cualquier albornoz o cualquier toalla. Lo ideal son las fibras naturales, ya que tienen una gran capacidad absorbente y proporcionan una suavidad natural, difícil de imitar con fibras sintéticas.

Evidentemente la función principal de cualquiera de estos dos complementos es absorber el agua que aún está en nuestra piel, para ello es importante medir su capacidad de absorción. No es una ley matemática, aquí el secreto es tan sencillo como ver la densidad que posee, más densidad=más absorbe

El gramaje es esencial

El fabricante lo calcula pesando un metro cuadrado de tela. Para conocer esa cifra tan solo tenemos que leer que pone en la etiqueta y hay que tener en cuenta que según el gramaje que posee la tela, se considera de mejor calidad y por lo tanto mejor absorbe el agua de nuestra piel.

Existe un baremo que nos indica la calidad aproximada según su gramaje, el cual podemos utilizar con nuestro experto cuando vayamos a nuestra tienda habitual.

 

300 – 400 Toalla de baja calidad

450 – 600 Muy comunes. Gran Calidad

Desde 700 Consideradas de lujo

Si la economía nos lo permite o queremos pegarnos un pequeño caprichito, podemos elegir telas de alrededor de los 700gr, no obstante una toalla que podemos usar a diario no debería de bajar de los 400gr. Si a todo esto le añadimos el valor que aporta una tela diseñada con fibras naturales, tendremos un complemento ideal para nuestros cuartos de baño.

Atento a todos los detalles

No solo la textura, el gramaje o el diseño es determinante para la calidad, hay pequeños detalles que hacen que el albornoz o la toalla que nos gusta sume puntos para que consideremos esta una buena compra. La manera en la que está confeccionada es importantísima y un detalle a tener en cuenta es como están rematados los bordes.

Debemos seleccionar toallas que los bordes tengan un doble giro y estén cosidos con un doble punto. De esta manera conseguiremos que la toalla no se deshilache y sea mucho más duradera en el tiempo y en el uso.

Advertencias y recomendaciones importantes

A continuación os pasamos algunos consejos a tener en cuenta cuando vayamos a elegir:

  • Con un gramaje importante es mas suave si es 100% algodón.
  • Lavar toallas antes de usarlas.
  • Colores fuertes por separado.
  • Evita lavar las toallas con suavizante. Muchos de ellos contienen cera o siliconas que repelen el agua y evitan que la toalla absorba correctamente.